Hacia letonia

El dia de llegada fue bastante ajetreado. Aunque el viaje desde Granada a Málaga fue
bastante ameno, el vuelo a Dusseldorf y posteriormente a Riga se hizo eterno. Al final
en total todo un día de viaje,y aun no había llegado a mi ciudad de destino.
Llegué bastante tarde por lo que pasé la noche en Riga donde tuve la suerte de ser
acogido en casa de Tereze, que fue muy amable y preparó una cena típica letona.
Hubo un pequeño contratiempo ya que la Maleta vino totalmente destrozada,aunque
un imprevisto sin importancia.


Cómo no, Riga estaba con nieve en todas partes. Y pude comprobar de primera mano
la diferencia de clima con respecto a la soleada Andalucía, y cómo es vivir bajo cero.
Al dia siguiente sin tiempo para visitar Riga y con ganas de llegar a la ciudad donde
viviré me dirigí a la parada de autobus donde como pude le explique al conductor que
necesitaba un billete para la maleta e intentar elegir el recorrido adecuado. Fue un
viaje bastante largo, 3horas y media que unidas al cansancio del dia anterior hacian
que pareciera que no iba a llegar al destino nunca. Al menos tenía wifi durante todo
el trayecto. Eso sí los paisajes eran preciosos,ríos congelados y nieve en todas partes.
Pero me sigo preguntando cómo puede tardarse tanto en recorrer una distancia de
unos escasos 200 kilómetros.


Al llegar a Liepaja me esperaban Ieva y Karina,que aunque no sea costumbre de allí me
recibieron con abrazos; pienso que porque la anterior voluntaria española tuvo un mal
comienzo y querían que me sintiera cómodo desde el primer momento.
Nada mas llegar me invitaron a un restaurante, donde pedí una especie de tortilla con
pollo. La comida suele ser abundante y bastante buena. Mucha carne y patatas suele
ser habitual. Una suerte haber decidido por mi cuenta aprender algo de letón antes de
venir, ya que me pude defender con la carta sin problema.
Tras enseñarme el lugar de trabajo y acomodarme inspeccioné un poco la zona. Fue
un detalle que me preparasen en mi cuarto letras hechas con galleta con mensajes en
español como bienvenida.


Estas primeras semanas dormiré en una habitación en el mismo lugar del trabajo hasta
que me mude a otra casa. En Liepajas diakonijas centrs hacen varias actividades como
manualidades para personas mayores o personas con alguna discapacidad. También
gente sin recursos puede recibir atención médica. Ayuda para superar adicción al
alcohol. Clases de idiomas para jóvenes. Escuela en domingo para que los niños vayan
a jugar. Estudios de la Biblia. O preparar comida de otros países y aprender otras
culturas.


Por la noche intentamos hacer entre todos una lasaña ,aunque hubo varias dificultades
técnicas. No había forma de poner la lasaña dentro del horno una vez preparada. El
papel se empezaba a quemar, los medios no eran los mejores... Aunque no tenía el
mejor aspecto y estaba un poco quemada sabía bien.